26
Ene
2018

Bellingcat: periodismo ciudadano de investigación que nace de los datos de código abierto

Hablamos con uno de los componentes de BellingcatChristiaan Triebert. Esta organización internacional utiliza la investigación de código abierto y las redes sociales para ofrecer información veraz y contrastada. Bellingcat reúne a colaboradores que especializados en investigación de código abierto y redes sociales, y crea guías y estudios de casos para que otros puedan aprender a hacer lo mismo. Él mismo nos cuenta su trayectoria:

“Hola 🙂 Soy Christiaan Triebert, de 26 años y miembro del colectivo internacional de investigación Bellingcat. He obtenido dos licenciaturas de la Universidad de Groningen (Países Bajos) en Relaciones Internacionales y Filosofía Política respectivamente. Continué mi especialización en King’s College London (Reino Unido) en Conflictos, Seguridad y Desarrollo. En ambas instituciones académicas tomé clases de árabe también, lo cual ha resultado útil ahora, ya que estoy investigando mucho sobre países donde se habla árabe, como Siria, Irak, Egipto, Libia y Yemen. También geolocalizo víctimas civiles debido a los ataques aéreos internacionales para la organización Airwars,.

Además de mi trabajo de investigación digital, también he trabajado como periodista freelance en una variedad de áreas de conflicto, incluyendo Irak y Ucrania. Combino esto con la fotografía, puede ver una selección de mi trabajo en mi Web site: christiaantriebert.com. En el último año, también he viajado mucho con poco dinero, principalmente autostop, incluyendo un viaje desde Holanda a Sudáfrica (ver, por ejemplo, mi TEDx Hablando sobre el autostop)”

Christiaan fue galardonado con el European Press Prize Innovation Award

1 ¿Puedes decirnos cómo nació y cuál es la idea detrás de Bellingcat en la era de la información online?

Bellingcat fue fundada en julio de 2014 por Eliot Higgins, quien usó previamente el seudónimo Brown Moses, para unificar estos trabajos de investigación de código abierto en línea. Eliot se dio a conocer por usar la fuente abierta y los medios de comunicación social -y por lo tanto muchos medios de comunicación y contenido generado por los usuarios- para investigar la guerra siria, la intervención militar rusa de 2014-15 en Ucrania y el derrocamiento del vuelo 17 de Malaysia Airlines (MH17). Primero, logró la atención de los principales medios de comunicación a nivel mundial identificando armas en los vídeos de YouTube sobre el conflicto sirio.

Ahora, tres años después de la fundación de Bellingcat, hemos tenido dos campañas de crowdfunding exitosas y solicitudes de fondos, 5 empleados pagados, un equipo de investigación central de alrededor de 20 voluntarios y otra docena de contribuyentes.

El nombre Bellingcat proviene de la fábula “Belling the Cat”, que trata de un grupo de ratones que quieren anular la amenaza de un gato merodeador. Un ratón sugiere colocar una campana alrededor del cuello del gato, de modo que sepan cuando se está acercando. En Bellingcat, tratamos de aprender cómo podemos poner la campana al gato (¡y tenemos que cooperar para eso!), Y queremos enseñar a otros a hacer lo mismo. Ese gato puede ser cualquiera: en los últimos años hemos investigado la corrupción en Ucrania, las declaraciones del Ministerio de Defensa ruso y los comunicados de prensa del Pentágono. Recientemente, hemos colaborado con periodistas en Colombia y hemos publicado en la República Centroafricana, por citar algunos ejemplos.

The Netherlands Amsterdam 20 april 2017. European Press Prize. Photo: Jan Boeve

2 Bellingcat está hecho por periodistas ciudadanos. ¿Cómo pueden acabar las mentiras y secretos de los gobiernos gracias a la información de código abierto?

Un comienzo simple es sólo constatar el hecho de comprobar lo que las instituciones gubernamentales reclaman, permítanme dar dos ejemplos. En primer lugar, el Ministerio de Defensa ruso publicó fotos de satélite de una base militar de Ucrania después de que el MH17 fuera derribado. Simplemente comparando sus imágenes satelitales con imágenes históricas, Bellingcat pudo determinar que las fechas de las imágenes rusas no eran correctas.

Un segundo ejemplo: Comprobamos si Estados Unidos bombardeó o no una mezquita. El Pentágono estaba diciendo que no, mientras que los locales donde sucedió el bombardeo decían que sí. Basándonos en información de fuentes abiertas, pudimos establecer que el edificio elegido fue precisamente una mezquita. Intercambiamos información con Human Rights Watch y Foric Archicterure, y todos publicamos un informe. Aún así, y despues de la evidencia, Estados Unidos todavía negaba el ataque a una mezquita, hasta que a mediados de 2017, el Pentágono admitió que era en realidad un complejo de mezquitas. Se puede leer la transcripción completa en Airwars.

Sugiero que se lean los informes completos, si está interesado: Imágenes del satélite ruso and Bombardeo estadounidense a la mezquita de Jinah.

3 ¿Cómo funciona la plataforma, desde la recopilación de datos hasta la publicación finalmente de las historias? ¿Es difícil es verificar los videos, especialmente de zonas de conflicto?

Somos un colectivo, y con frecuencia nos ayudamos mutuamente con investigaciones. Trabajamos de forma colaborativa. Además, cooperamos en muchas investigaciones. El “crowdsourcing” es fascinante y extremadamente potente. Algunos ejemplos incluyen la geolocalización de ataques aéreos, por ejemplo, Rusia y la Coalición liderada por Estados Unidos.

Verificando videos de zonas de conflicto a veces puede ser muy fácil, a veces muy difícil. Mi colega Aric Toler acaba de escribir sobre ello: Guía avanzada de verificación de contenidos en video.

  1. En sólo cinco años has mostrado no sólo el MH17, sino las armas que se están desplegando en el conflicto de Siria, tanto por el régimen de Assad. ¿Cómo afectaron esas informaciones el curso del conflicto?

No estoy seguro de cómo la información ha afectado el conflicto, si es que lo ha hecho.

  1. En su opinión, ¿cómo puede el uso social de la tecnología abierta y libre (Data y Source) contribuir a una mayor participación ciudadana ya la lucha contra la censura y la vigilancia?

Cualquier persona con una conexión a Internet puede utilizar la información de código abierto y herramientas gratuitas para verificar los hechos e investigar a sus propios gobiernos y otros, por ejemplo.

4 Nos gustaría pensar que el periodismo ciudadano está trabajando con los medios de comunicación, no en contra. ¿Qué tipo de retroalimentación recibe de los medios tradicionales, es positivo?

Estoy de acuerdo en general con la primera afirmación. Sin embargo, vale la pena señalar que Bellingcat también incluye periodistas profesionales y analistas. Si nos fijamos en Siria, por ejemplo, creo que las personas que hacen y cargan vídeos son “periodistas ciudadanos” – utilizamos esa información, entre otras informaciones que podemos encontrar, para obtener una mejor imagen de lo que está pasando. Es u trabajo conjunto.

5 ¿Cuáles son los mayores desafíos para el futuro del periodismo ciudadano?

Los gobiernos o grupos armados son conscientes de que están siendo observados por ciudadanos de a pie. Por lo tanto, tienen los medios y recursos para adaptarse a esa situación, por ejemplo liberando menos información. Por lo tanto, es importante, en mi opinión, que más personas empiecen a investigar.

6 ¿Cómo formas a otras personas a través de Bellingcat? ¿Qué consejo le daría a alguien que quisiera ser periodista ciudadano?

Ofrecemos formación y talleres forenses digitales, y en los últimos años lo hemos hecho en una docena de países, incluyendo Colombia, Reino Unido, República Checa, Irak, Holanda, Alemania y Ucrania. Para aquellos que no pueden asistir a tales entrenamientos, también proporcionamos guías para la investigación de código abierto en nuestro sitio web y existe esta lista de herramientas que nosotros usamos.

7 ¿Cuáles son los proyectos que más le entusiasman actualmente?

Nosotros, como colectivo, estamos trabajando actualmente en muchos proyectos, algunos de los cuales han estado en marcha durante años, como el MH17 y los ataques aéreos internacionales en el Medio Oriente. Personalmente, actualmente estoy estudiando los ataques aéreos internacionales, los disturbios en Venezuela, los contrabandistas humanos y la migración del norte de África a Europa, y el comercio de armas a través de aplicaciones de mensajería móvil en Siria – por nombrar algunos temas.

Traducido por Guadalupe Segador Tosina, Cibervoluntaria de Villanueva de la Serena-Badajoz, España.

 

Responder